Entrevista a Fernando Tamayo (Yaqua)

THEMMA Publicado el 2016-07-03

 Entrevista a Fernando Tamayo

Fundador y CEO de Yaqua, tu sed se quita ayudando

 

 

Nombre:   Fernando Tamayo

Edad: 26 años

Estudios: Universidad de Melbourne, Australia Economía

Emprendimiento: Yaqua

  1. ¿Qué es ser emprendedor?

Ser emprendedor es ser “gestor de la incertidumbre” en base a una decisión por trabajar con propósito y tratar de dejar de seguir las “reglas” que te dicen la sociedad, en otras palabras: “Haz tu carrera, ten un buen trabajo, luego tu maestría y de ahí si quieres haz un negocio”. El emprendedor toma la decisión de emprender antes de estar preparado, antes de haber ganado la experiencia, se la juega por algo más grande. Una vez que toma la decisión, se vuelve un gestor de la incertidumbre.

  1. ¿Es fácil ser emprendedor?

No es nada fácil, porque el negocio de manejar incertidumbre tiene mucho que ver con tu nivel de persistencia para lograr objetivos, paciencia, pasión para mantener el foco. Además se necesita de una gran capacidad para trabajar en equipo, delegar decisiones, y aceptar que tú no eres el único imprescindible. Se podría decir que es tu experiencia cometiendo errores y obteniendo logros, no hay una escuela.

  1. ¿Cómo se te ocurrió la idea para poner en marcha tu empresa?

Yaqua nace al entender que el Perú vive en una contradicción muy absurda: por un lado tantos años de crecimiento y bonanza, lo cual se traduce en el crecimiento de los mercados, frente a las mismas precarias condiciones de vida que enfrenta gran parte de la población en el día a día. En nuestro caso, el agua embotellada creció un montón en volumen de ventas. Sin embargo, el número de peruanos con acceso al agua no cambió. Por lo que todo este crecimiento no se ha traducido en una mejor calidad de vida para más personas.

En mi opinión, es un cáncer pensar que el PBI y la inflación son lo único que importa. Lo más importante para un país son la salud y la educación. Entonces lo que pensé fue: cómo traducimos este mercado de agua embotellada para que los consumidores pueden ayudar a otras personas a obtener agua. Y así fue que surgió el concepto de Yaqua.

  1. ¿Cuál es el modelo de Yaqua?

Somos una empresa social, donde el 100% de los dividendos obtenidos son utilizados para financiar proyectos de agua potable en las zonas más pobres del país. Es decir, con cada botella de agua que vendemos, que tienen 625 ml, se logra invertir en proyectos de agua de la mejor calidad que duren aproximadamente unos 20 años.

  1. ¿Cuál es el costo que van a tener estos proyectos comparado con el margen de rentabilidad de cada botella?

La rentabilidad de la botella es 8 veces más alta que el costo de la misma.

  1. ¿Con qué apoyo personal y profesional contaste cuando comenzaste?

En el aspecto personal, mis papás no estaban de acuerdo con la idea, ya que no era una empresa de cualquier tipo, sino una de razón social, por lo que les pareció una idea un poco utópica. Sobre todo en el mercado de agua embotellada, que tiene grandes competidores.

En el aspecto profesional, tenía que conocer gente de alto nivel para que confíen en mí, puesto que llegué de Australia sin conocer a nadie. Recuerdo que iba a reuniones donde sabía de antemano que asistirían líderes empresariales. Allí, los abordaba, les contaba sobre Yaqua en 1 minuto y les sacaba una reunión. Fue así que comencé a buscar gente y a otras las fui encontrando en el camino.

  1. Primer consejo consultivo
  • Carolina Trivelli
  • Fernando Fernandini
  • Henri Le Benveniue
  • Nicolas Polar
  • Alfredo Paino

 

  1. ¿Con qué capital inicial contaste? ¿Cuánta financiación has conseguido en total para tu proyecto? ¿Quiénes son tus socios actuales?

Yaqua empezó con un aporte inicial de 120 mil soles que fue donado por empresas grandes, además de un desprendimiento importante de Daniel Franco y Fernando Tamayo, quienes empezaron a trabajar en Yaqua sin ningún sueldo. Por mi lado, vendí mi camioneta y pase a tener un escarabajo para poder apoyar el proyecto con un poco de fondos. Todos hemos puesto nuestro granito de arena.

Esquema de accionariado: creamos una ONG que se llama “Bien por bien”, en la que soy presidente; y otra empresa Uma Vida SAC, donde soy Gerente General. Sin embargo, “Bien por bien” es dueña del 100% de Uma Vida SAC.

  1. ¿Nos puedes dar algunas cifras interesantes de tu empresa (clientes, usuarios…)?
  • En el 2014, que fue el primer año completo de operación, Yaqua perdió cómo 90 mil soles.
  • En el 2015, se ha tenido una utilidad positiva de 120 mil soles, lo que permitió financiar dos proyectos para brindar agua de calidad a 600 personas.
  • Este año pensamos implementar 3 proyectos de agua de aproximadamente 300 mil soles, los cuales buscan impactar a 1,200 personas.
  • En el 2015 se superó el millón de botellas vendidas.
  1. ¿Hiciste un plan de empresa antes de empezar o te formaste de alguna forma?

Si hicimos un plan de negocio inicial que sirvió como una guía, pero la realidad fue completamente distinta. No importa, porque aprendimos mucho en el camino. Sin embargo, sólo necesitábamos definir 3 cosas: qué es lo  te van a comprar, quién te va a comprar y a cuánto te va a comprar. Mi consejo es: hazlo lo más rápido y eficaz posible, y luego enfócate en ejecutarlo.

  1. ¿Qué es lo que más te costó al arrancar tu proyecto?

Conseguir el apoyo para iniciar, porque no era fácil. Comencé con la idea a comienzos de 2011 y recién vi la primer botella en el 2013. Le conté la idea a Franco, mi mejor amigo, con él hemos hecho varias cosas.

 

 

  1. ¿Cuáles han sido algunos de tus fracasos, y lo que haz aprendido de ellos?

Han habido muchos fracasos. Para comenzar, ya había una marca de agua llamada Yakua con “k”, por lo que fuimos a pedirle al dueño si nos podría ceder la marca, pero cederla nos costaría 20 mil soles. Por ello, tuvimos que realizar una campaña de “Fundraising”.

Luego, íbamos a cerrar una alianza con una cadena grande de grifos, la cual nos canceló porque no era rentable para ellos.

Después tener que pagar una cuenta de 15 mil soles mañana y no tener la plata para hacerlo, nos llevó a tener que buscar amigos y familiares que nos pudiesen apoyar.

Por otro lado, se nos han caído camiones, se nos ha ido el personal. En el 2016 todo parecía muy bien, y se malogró una máquina y estuvimos 3 semanas sin producción. Pero todos nuestros fracasos nos enseñan. Por eso tenemos de imagen a Maicelo, el boxeador, quien la sigue luchando.

  1. Si volvieras a empezar, ¿Cambiarías algo?

Dejaría de hacer muchas cosas, por ejemplo nos demoramos 1 año haciendo el plan cuando debimos hacerlo antes.

  1. ¿Qué te motiva?

Me motiva mucho mi abuelo. Él era chofer de micro y murió cuando yo tenía 13 años. Él hizo que me diera cuenta la suerte que tuve de tenerlo a él como mi abuelo y a mi mamá como mi mamá. Ese sentido de desprenderse de lo material es lo que quedó en mí. Mi mamá pudo desprenderse de comprarse cosas para educarme. Tenemos con mucha suerte y con esa suerte hay que hacer mucho por lo demás.

  1. ¿Cuáles son tus aficiones? ¿Qué haces en tu tiempo no laboral?

Me gustan mucho los carros antiguos, tengo un escarabajo del año 86. Hace 2 años me compré un Renault del 52, de ese modelo sólo quedan 2 en el Perú y lo he comenzado a armar desde cero. También me gusta hacer deporte. Participo de un programa que se llama K.O, me gusta el box, es decir verlo. Por otro lado, me gusta mucho aprender, en este momento estoy llevando un curso de gestión de ventas en la UPC.

  1. ¿Qué sacrificios has tenido que hacer para hacer de Yaqua algo exitoso?

Yo no creo que hayan sido sacrificios, pierdes nada y ganas mucho. Por ejemplo, yo vendí mi camioneta, dejé de vivir sólo, dejé de ganar más de 10 mil soles al mes para ganar nada, y preferí quedarme con mi sueldo en Yaqua de 750 soles. Fui yo quien armó, pintó y construyó la oficina con la ayuda de mi papá y mis amigos. Hubo ocasiones en las que dormimos a menos 10 grados centígrados en las comunidades que ayudamos. Sin embargo, más que sacrificios, diría que son muchos retos.

  1. ¿Cómo vez a Yaqua de acá a 10 años?

Veo a Yaqua cómo un símbolo de empresa social en el Perú. Me gustaría que en 10 años podamos ayudar a crear nuevos emprendimientos sociales.

  1. Por favor diga la primera palabra que se le venga a la mente cuando le digo:
  1. Emprendimiento: pasión
  2. Sueño: igualdad para todos
  3. Perú: sangre
  4. Problemas: todos los días
  5. Futuro: felicidad
  6. Familia: sangre

 

Acerca del Autor

THEMMA :

Enseñando 0 de 0 resultados

Nuestras redes sociales:                       

 THEMMA 2017 © Todos los derechos reservados